Entrevista Gilles Legardinier, El milagro original

G Legardinier. 1A continuación os muestro el cuestionario que se le realizó a Gilles Legardinier, autor de “El milagro original” para el grupo Promecal.

– El milagro original, su nueva novela, ya es un éxito en Francia, donde ha sido calificada como un «puzle histórico-policíaco». ¿Es consciente del trabajo que va a dar a los libreros para decidir en qué sección colocarla, novela histórica, thriller, policíaca…?

(Risas) Me gusta mucho la pregunta (risas). Lo que es importante para mí es el lector, no la etiqueta de venta. Intentamos poner etiquetas a todo. Hablábamos antes de Stephen King. ¿Qué es Stephen King? Ha escrito cosas muy distintas. Victor Hugo, Cervantes…, ¿qué son?, ¿escribe thrillers?, ¿qué escribe? Simplemente es Cervantes. Espero que en cien años simplemente digan es un Gilles Legardinier (risas). En cualquier caso, para mí es una aventura humana, no tanto un libro histórico, sí un poco un thriller; pero es sobre todo la historia de dos personas que descubren algo sobre ellos mismos y sobre el mundo.

 

– Su libro es la historia de una búsqueda realmente insólita que llevan a cabo una agente de cierto servicio secreto y un investigador del Museo Británico… ¿Por qué atraen tanto a escritores y lectores las parejas de investigadores del sexo que sean, desde Sherlock y Watson hasta K y J, los agentes de Men in black? ¿Por qué, en este sentido, dos mejor que uno?

A mí me gustan las personas que buscan, cuando buscamos acompañados de alguien tenemos una especie de espejo que nos permite no estar nunca solos en la duda. Para mí es lo que cuenta, no estar solo: no dejar al lector solo, no dejar a los héroes solos. Las aventuras más bellas son aquellas que son colectivas, y más potentes cuando son en pareja.

 

– En el libro está muy presente Adolf Hitler. ¿Cree que sigue siendo la encarnación del Mal, o en este sentido ha sido ampliamente superado?

Creo que sigue siendo una referencia histórica muy potente, pero en cuanto al peor, al mal absoluto, los candidatos se empujan entre ellos. No faltan candidatos para el peor, faltan candidatos para ser el mejor. Sin duda es un figura clave que le ha dado forma a Europa, pero a día de hoy los medios son mucho más potentes, más difusos y no nos faltan crápulas para acceder al podio. No sé si hay un hit parade de malvados pero en nuestro tiempo hay buenos candidatos para entrar en él.

 

– Como en sus anteriores libros, el humor es muy importante en esta novela. ¿El sentido del humor es diferente según los países? ¿En Francia y España, por ejemplo, nos reímos de cosas diferentes? Lo pregunto porque el coprotagonista de su novela, Ben Horwood, dice en un momento del libro que «los franceses no hacen nada como el resto de la gente».

Sí. La respuesta tiene dos partes. Por un lado todos tenemos el mismo humor. Alguien que se cae hace que todo el mundo se ría a lo largo del mundo. Alguien ridículo hace reír a todo el mundo. Por el otro lado, no tenemos todos las mismas referencias culturales. Por ejemplo, en Francia tenemos una imagen de España. En España tenéis una imagen de Francia. Tenéis una imagen de los ingleses ligada a vuestra historia. Todos tenemos referencias que cambian, pero los mecanismos básicos del humor no cambian. De hecho, a mí lo que me interesa no es tanto llegar a la referencia sino llegar a ese mecanismo, es decir, qué es lo que hace que podamos reírnos cuando estamos desesperados. Pienso que una mujer española desesperada tiene el mismo humor que puede tener una mujer francesa desesperada. Pienso que un hombre español tiene el mismo humor que un inglés, un alemán o cualquiera cuando ve a un pequeño haciendo el ridículo. Esto es universal. En cuanto a lo demás solo son las referencias las que cambian, y es divertido poder jugar con esto.

 

– Como también dice Ben, «el humor es un escudo frente a la vida», y quizás eso ocurre en España, en Francia y en casi todo el planeta…

Completamente, es universal, es lo mismo en todas partes.

 

– ¿Trabajar tanto tiempo en el cine le ha ayudado a descubrir cuál es el secreto de un buen thriller?

No, porque he trabajado en películas malas (risas). He trabajado en algunas películas magníficas, pero no es el mismo lenguaje, no es la misma escritura. De hecho, cuando escribes aprendes a reconocer en ti mismo lo que es mejor, no sé si me explico. (silencio) Una respuesta positiva a esta pregunta lo que me habría enseñado es a copiar, y para mí copiar no es lo mismo que crear. Estoy lo suficientemente loco para querer escribir mis propias historias, porque creo en ellas, porque tengo ganas de leerlas y de proponerlas. Pero no me atrevo a decir que soy escritor, me da igual. Soy un individuo. Gasto bromas. Quiero a la gente que está en mi vida. Y además escribo libros, pero intento hacerlo como en el cine o como en otros libros. El cine me ha enseñado a ir al corazón de las emociones y a entender lo que funciona de lo que no funciona, pero eso es todo.

 

– ¿Por qué todo lo relacionado con la historia nos gusta tanto en la actualidad? ¿Cree que desde hace varios años la historia está de moda?

¡Siempre lo ha estado! Estamos en la cultura del inmediato, de lo instantáneo y del comercio. Para todos aquellos que quieren coger un poco de perspectiva, que quieren comprender la historia es una mina de sabiduría y de experiencias colosal. Cuando miramos en todos los países, particularmente en Europa, dado que somos los países más antiguos del mundo, por lo menos de lo que tenemos más cercano —están la India o China que son muy antiguos— encontramos respuestas en la historia de España a cosas que ocurren hoy, lo mismo en Francia, Alemania, Italia…, vemos cómo funcionan los seres humanos. Es sencillamente apasionante. Por eso pienso que siempre ha estado de moda.

 

– El trasfondo de su novela es la hipotética comunicación que hubo entre las grandes civilizaciones de la Antigüedad… ¿Cree realmente que existió algún tipo de comunicación similar?

Es evidente. Hoy decimos que Cristóbal Colón descubrió América, pero parece que los vikingos llegaron antes. Hay teorías que dicen que fue antes de lo que admite que fue —esto es complicado—; en cualquier caso, simplificamos las cosas. Mis libros son thrillers, España es un país con sus clichés, pero la realidad es mucho más rica que eso. Pienso que en todas las épocas siempre hubo gente que llegó más lejos que los demás y que se encontraron con otros.

 

– ¿Por cuál de estas civilizaciones se siente usted más atraído? ¿Los teotihuacanos, el Japón de los samurais, el antiguo Egipto…?

No tengo preferencias porque todas tienen cosas que enseñarnos, todas son fascinantes, todas pueden mostrarnos cosas que sean útiles. Así que no puedo preferir una sobre las demás, aunque mentiría si no dijera que tengo cierta preferencia por las más antiguas ya que fueron las primeras y es en ellas donde el ser humano desarrolló una aptitudes que no tenía antes, eso siempre me emociona.

 

– ¿Qué cree que sería lo primero que diría un humano de hace dos mil años si se despertara de pronto en 2017? Dicho de otro modo: ¿se echaría a reír o se echaría a llorar?

Pienso que pueden ser la dos. Depende de quién tenga a su lado cuando se despierte (risas). Dado que la particularidad de nuestra especie es que nunca hacemos nada solos, si se despertara al lado de alguien que quiere enseñarle todo lo que hemos mejorado, sin ocultar los errores, simplemente estaría fascinada. Por el contrario, si se despertara al lado de alguien que sólo le mostrara lo peor de lo peor, se suicidaría (risas). Así que realmente depende de con quien se despertara.

 

– ¿Y aparte de saludarla, qué es lo primero que le diría a una momia egipcia que volviera a la vida, por ejemplo?

¡Qué se duche! (risas) En serio, le preguntaría sobre los sentimientos, porque las técnicas las conocemos más o menos, pero cómo la gente consideraba las cosas en la época, cómo se consideraba a un niño, cuál era la importancia de una pareja, cuál era la importancia de los amigos. Son nociones que están muy presentes en nuestra vida, a grosso modo qué importancia tenía para ellos, ¿eran todo códigos o había más? ¿Realmente tenían amigos? ¿Si tenían colegas alocados de esos a los que nos encanta ver? Serían este tipo de preguntas. ¿Qué era ser humano en su época?

 

– ¿Cuál es la gran diferencia, la diferencia básica, entre la Antigüedad clásica y la actualidad? ¿Internet? ¿Las medicinas? ¿El fútbol?

Creo que la diferencia es mucho más importante, es qué hacemos con lo que inventamos. En aquellos tiempos se utilizaban las cosas por su poder y hoy todo —incluyendo Internet, la medicina, el fútbol— se utiliza en torno al comercio. La diferencia fundamental es el lugar que ha tomado la economía en el centro de nuestras vidas.

 

– ¿La gran similitud entre los humanos de todas las épocas es nuestra falta de perspectiva histórica? ¿Cree que tanto los hombres de la Antigüedad como los de ahora nos centramos en cuestiones banales que consideramos muy importantes?

Pienso que la primera cuestión que se planteaba en la Antigüedad era vivir, incluso sencillamente sobrevivir. Hoy consideramos que tenemos un capital de vida que es bastante largo, sabemos todos que hoy un ser humano hasta antes de los cuarenta no empieza a estar amenazado, véase de los cincuenta, en condiciones normales, por lo tanto, empleamos más tiempo de nuestra vida al ocio, a la práctica de las cosas. Allí está la mayor diferencia. Antes la vida era una cuestión complicada más debido a la suerte, hoy consideramos que estar vivos y con buena salud, para la mayoría de las personas, es algo adquirido.

 

– ¿Habrá una segunda parte de las andanzas del espléndido tándem Benjamin-Karen?

Muy amable, muchas gracias. Puf. Nunca he tenido tantas peticiones por correo y por email de volver a escribir sobre mis personajes. Normalmente los lectores ven que mis personajes son parte de una historia cerrada y única. No me gusta estirar el hilo y crear series en una época en la que todo son series. Pero quien sabe en este caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .